mentalidad empresarial

Desarrollar una Mentalidad Empresarial

Nosotros somos el resultado de nuestros actos. Si quieres convertirte en un emprendedor exitoso, debes comenzar por construir algo útil, y ser capaz de hacer dinero con ese producto.

Es verdad que la mayoría de los nuevos negocios fracasan en sus primeros 12 o 24 meses. Los pocos emprendedores que logran un éxito notable son inmediatamente encasillados en la categoría de gente afortunada: “este tipo tiene suerte, todo lo que toca se convierte en oro”.

Ciertamente, la suerte puede tener su parte en el éxito o fracaso de nuestros emprendimientos, pero en la mayoría de los casos el fracaso ocurre porque las personas no están verdaderamente comprometidas con su trabajo, no conocen el mercado al que se están dirigiendo o no saben aprovechar las oportunidades.

Un empresario exitoso puede haber trabajado por años, dedicando toda su energía al logro de sus metas. Probablemente se ha privado de muchas cosas y lo que para muchos parece ser un gran éxito repentino es simplemente el resultado de años de trabajo duro.

¿Cuántas personas exitosas conoces en el mundo del Marketing por Internet?  Hay realmente muy pocas que han llegado a alcanzar una riqueza sustancial en los negocios en línea. ¿Cuál es la razón?

Los grandes empresarios tienen una mentalidad diferente y una fuerte determinación de lograr el éxito. Pero además del empuje y la determinación poseen las habilidades necesarias para llevar sus negocios más allá de la etapa inicial e ir siempre un paso más allá, a nuevas etapas de desarrollo.

Un Alto Grado de Compromiso

Los triunfadores nunca esperan a que lleguen las circunstancias ideales, porque esto nunca sucederá. Para llegar a tu destino tienes que navegar, a veces con viento a favor y otras veces con viento en contra, pero siempre navegar. Llegar a ser un emprendedor exitoso no es fácil; el éxito dependerá de cuán fuerte sea tu deseo de lograrlo. El compromiso se deriva de un deseo ardiente.

El factor clave que ayuda a los emprendedores a permanecer comprometidos con el logro de sus metas es crear un negocio basado en algo que disfrutan o que les apasiona o que les interesa tanto que no les preocupa invertir tiempo y dinero para aprenderlo a fondo.

Solución de Problemas

El éxito le llega a aquellos cuyo principal objetivo es relacionarse con su público y que ponen todo su empeño en que sus ofertas satisfagan ampliamente las necesidades de sus clientes.

Supongamos que has hecho el compromiso y tienes la determinación de llegar a ser un empresario exitoso. Quizá estás buscando una idea de negocios y quieres estar seguro de que has encontrado una idea que está madura y exactamente adecuada, no solo para ti, sino para tu público meta.

Crees que tu negocio será en… video juegos…  productos de salud… productos orgánicos… o cualquier otro nicho.

La pregunta que tienes que hacerte es esta: ¿A quién le importa tu producto?

He visto fracasar a muchos emprendedores simplemente porque no se molestan en averiguar si el público puede estar o no interesado en lo que tienen para ofrecer. Mucha gente comienza con una solución y luego van a buscar el problema. No comprenden que descubrir un problema y ofrecer una solución para ese problema específico conducirá a generar un flujo de dinero sin que “hacer dinero” sea necesariamente el objetivo principal.

El éxito proviene de dar al público lo que necesita, no lo que tú piensas que el público necesita. Todo se reduce a Solución de Problemas, y los que tienen una verdadera mentalidad empresarial entienden siempre esto.

Pensamiento Creativo

Un factor que es común a todos los triunfadores que tienen una mentalidad empresarial es que cuando ven un problema encuentran una solución. Pero no todo termina allí. Buscan como innovar.

El pensamiento creativo supone aportar tu propia perspectiva al negocio que has escogido.  Observa lo que otros están haciendo y mira cómo puedes hacer una diferencia, cómo puedes agregar valor.

Claro que no tiene el mundo puede inventar la nueva generación de teléfonos portátiles, pero proponer una solución que a nadie se le ha ocurrido antes puede darte una mayor oportunidad de superar a tu competencia.

Las personas que tienen un espíritu emprendedor saben muy bien que el éxito sólo se logra con trabajo duro.

Paciencia Inagotable

La mayoría de la gente tiene muy poca paciencia. Aunque la gente acepta fácilmente la idea de que un negocio tradicional puede tardar un par de años o más en producir las primeras utilidades, cuando se trata de negocios en línea quieren hacer dinero en unos cuantos días. Cuando se dan cuenta de que las cosas no son así, abandonan el intento! Estas personas no tienen mentalidad empresarial.

La riqueza de la noche a la mañana no existe! Las personas que logran triunfar en los negocios por Internet son los que han invertido una gran dosis de esfuerzo y tiempo en sus empresas, y le han dado a sus negocios el tiempo necesario para madurar y consolidarse antes de esperar obtener ganancias

Aprovecha tus recursos internos.

Los emprendedores exitosos son seres humanos como todos, que comenzaron como la mayoría de nosotros, con sed de triunfar. También encontraron obstáculos e hicieron errores, pero fueron fieles a su compromiso, nunca se rindieron ni escogieron atajos para ahorrarse trabajo.

Tú puedes desarrollar una mentalidad empresarial por medio de tu auto confianza y motivación. Aprende a aprovechar tus propios recursos internos.

 

2 Comments

  • noreida

    Reply Reply agosto 3, 2015

    Excelente, son cualidades indispensables en todo empresario y emprendedor.

    • Ruben Mora

      Reply Reply agosto 7, 2015

      Gracias, Noreida. Tu apoyo me estimula a seguir trabajando y ojalá mejorando.

Leave A Response To Ruben Mora Cancel reply


*

* Denotes Required Field