redacción comercial

Copywriting Eficaz

Estás siempre batallando para tratar de obtener el mejor rendimiento posible de tu redacción comercial? Seguro que sí, pero no te preocupes, no estás solo. La redacción comercial es una de las habilidades más difíciles de lograr, pero vale la pena, porque los resultados que se pueden obtener con ella superan con mucho los de cualquier otra actividad de mercadeo.

Aquí no podemos analizar todos los aspectos que se requieren para convertirte en un experto en redacción comercial. Sin embargo, podemos ver algunos consejos rápidos y sencillos que te ayudarán a mejorar la calidad de tus textos y tu capacidad de persuasión para que tus resultados económicos sean también mejores.

Dales una razón

Los psicólogos han llegado a la conclusión de que es mucho más probable que la gente haga lo que le pedimos, cuando les damos una razón para ello.

Por ejemplo, si llegas a hacer un trámite rápido en un banco y te encuentras con una larga cola de personas que están antes que tú, y pides que te permitan pasar antes que los demás, pueden pasar varias cosas, según la manera en que lo pidas:

  • Si dices simplemente: “¿Me permiten pasar de primero?”, lo más probable es que no logres.
  • Si dices: “¿Me permiten pasar de primero?, es que tengo mucha prisa”. Con esta frase, la respuesta es positiva en el 33% de los casos a pesar de que la razón que diste es obvia (por supuesto que tienes prisa si quieres pasar antes que los demás.

Utilicemos este recurso en nuestra redacción comercial. No digamos simplemente: “Mira, tenemos esta gran promoción”. Agrégale una razón. Tenemos esta gran promoción porque estamos de aniversario, o porque tenemos exceso de inventario o porque los precios van a subir mañana, lo que sea. Lo que importa es que demos una razón, aunque nos parezca trivial.

Ponte en los zapatos de tu cliente

Algo que hay que tomar muy en cuenta al escribir nuestros textos de venta es lograr que los clientes sientan que los entendemos, que nos identificamos con su situación, que conocemos sus problemas. De esta manera estarán predispuestos a aceptar de buen grado la solución que les proponemos con nuestros productos o servicios.

Si escribimos de manera que el lector pueda decir “sí” a los argumentos que exponemos estaremos muy cerca de que nos digan “Si” a nuestra propuesta de venta.

Cuéntales una historia.

La reacción de las personas ante una historia que les contamos es muy diferente a su reacción ante una fría lista de argumentos. La historia tiene siempre un contenido emocional que prepara a las personas a aceptar nuestras ideas con mayor receptividad.

Por supuesto, para que este efecto se produzca, la historia que usemos tiene que ser creíble e interesante por sí misma. La calidad de la respuesta de la audiencia dependerá de la calidad de la historia.

Cuidado con las historias que se han convertido en lugares comunes, tan comunes que ya no funcionan. Como la de aquel muchacho que vivía en un banco del parque y sobrevivía vendiendo periódicos, compró nuestro producto y ahora tiene una mansión en la Costa Azul y un yate anclado en Miami. Les suena familiar? Esto ya nadie lo cree, tenemos que respetar la inteligencia de nuestros lectores.

Pero es cierto que las historias, las buenas historias, venden. Utilízalas siempre que puedas.

Instant Results

Estos simples consejos ayudarán a reforzar tus habilidades como escritor de textos comerciales. Agrégalos a tu práctica diaria y verás que tus escritos resultarán más eficaces casi de inmediato. Si analizas muchos de los textos de ventas que encontramos en internet notarás que utilizan estos recursos por una sencilla razón: funcionan bien.

Comments are closed.